Al-Muhaddithat : The Women Scholars in Islam


Hay muy pocos libros sobre mujeres prominentes en el Islam que inspiren a las generaciones actuales. Encontrar a una de estas mujeres musulmanas es muy raro, pero leer sobre la vida de muchas mujeres musulmanas es una caja de Pandora.

Este libro es el prólogo de la compilación de una década de trabajo durante las cuales, Akram Nadwi documento relatos biográficos de 8.000 eruditas del hadiz (Muhaddithat). Antes de comenzar su investigación el autor, quién es investigador del Centro de Estudios Islámicos de Oxford. no era consciente del número de académicas que descubriría a través de esta.

Que las mujeres fueron capaces de alcanzar un alto rango en todos los campos del conocimiento, que fueron preferidas, en muchas ocasiones sobre los hombres para enseñar fiqh y tafsir debido a su mayor esperanza de vida, que después del Hajj muchos estudiantes acudían a Medina a aprender de las Muhaddithat, y que los hombres fueron a veces estudiantes de sus esposas, es un hecho desconocido.

A través del libro, se relatan una a una las historias de estas eruditas mujeres; siendo cada una de estas historias una pieza central en post de un mayor entendimiento de la historia del Islam. Por ejemplo, Fatima bint Saad al Jayr, una erudita que estudió desde muy joven en Isfahán, Bagdad y El Cairo. Su carrera docente se desarrollo en estas dos ultimas ciudades. Muchos estudioso viajaban expresamente a estudiar con ella. Sus estudiantes se convirtieron en destacados académicos y juristas que difundieron sus conocimientos a Damasco, Tinnis en Egipto y Jit (cerca de Nablus). La portada del libro es un mapa de los viajes de sus estudios y la de sus principales maestros y estudiantes.


Al-Muhaddithat : The Women Scholars in Islam Al-Muhaddithat : The Women Scholars in Islam Reviewed by Yerko Isasmendi on 6:11:00 Rating: 5

1 comentario:

  1. Anas Khatun, a los 18 años de edad, era una experta en hadices por derecho propio, habiendo recibido ijazas de Zayn al-Din al-'Iraqi, dio conferencias públicas celebradas en presencia de su marido (el Imam Ibn Hajar al-'Asqalani) a una multitud de ulema entre los cuales estaba el Imam al-Sakhawi. Después del matrimonio, Ibn Hajar se mudó a su casa, donde vivió hasta su muerte. Muchos observaron cómo ella- después de esto - se rodeó de gente pobre, ancianos y los discapacitados físicos, sintiendo un privilegio y placer al apoyarlos. Tan grande fue su fama de santidad - que se extendió durante sus quince años de viudez - en los cuales, ella se dedicó a las buenas obras, que recibió una propuesta de matrimonio del Imam ‘Alam al-Din al-Bulqini, que considera que un matrimonio con una mujer de tal caridad y baraka sería una fuente de gran orgullo.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.