Reliquias del Mensajero de Al.lah

La respuesta a aquellos que rechazan las bendiciones de conseguir reliquias del Profeta (Tabarruk bi al-azar) y afirman que dicha práctica esta fuera del Islam.

"Tabarruk": derivado de bendición de algo que perteneció o fue tocado por una persona santa.
"Azar": las reliquias.

A aquellos que rechazan la validez de tabarruk o la búsqueda de bendiciones a través de las reliquias del Profeta, les advertimos que Al.lah mismo en el Corán ha menciona con respecto al Profeta Ya´qub, la reliquia de su hijo Yusuf, y las pruebas del tabarruk de la compañeros y la Tabi´in a través del Profeta y de los santos son innumerable.

¡Llevaos esta camisa mía y aplicadla al rostro de mi padre: recuperará la vista! ¡Traedme luego a vuestra familia, a todos!"  Al tiempo que la caravana emprendía el regreso, dijo su padre: "Noto el olor de José, a menos que creáis que chocheo". " (12:93-94).

Los Compañeros busca las bendiciones en la persona del Profeta y sus reliquias

Hay innumerables hadices sobre el Tabarruk del cabello del Profeta y sus uñas

Bujari narra en su Sahih en el Libro de ropa, en el capítulo titulado "Lo que se menciona sobre el pelo gris", que `Usman ibn `Abd Allah ibn Mawhab dijo:." Mi familia me envió a Umm Salama, con un vaso de agua. Umm Salama sacó una botella de plata que contenía unos de los cabellos del Profeta, y la solía utilizaba cuando alguien era objeto del mal de ojo o de mala salud, enviarle un vaso de agua a través había pasado el cabello (para ser tomaada). Miramos dentro de la botella de plata: Yo vi algunos cabellos rojizos".

Anas (Allah este complacido con el) dijo: "Cuando el Profeta se afeitó la cabeza (después de la peregrinación), Abu Talha fue el primero en tomar su cabello" Bujari.

Anas (Allah este complacido con el) dijo también: "El Profeta lanzo piedras contra al-Jamra, y luego sacrificamos, luego le dijo al barbero que afeitará primero el lado derecho de su cabeza, luego empezó a dar el cabello a la gente que estaba lejos". Muslim.

Él dijo: "Talha fue quién los distribuyo" Muslim, Tirmizi, Abu Dawud.

También dijo: "Cuando el Profeta se afeitó la cabeza en la Mina, me dio cabello de la parte derecha de su cabeza y me dijo: Anas llévalo a Umm Sulaym [su madre]. Cuando los compañeros vieron lo que el Profeta nos dio, ellos comenzaron a competir para tomar el cabello del lado izquierdo, y todo el mundo recibió una parte de este ". Narrado por Ahmad.

Ibn al-Sakan narro a través de Safwan ibn Hubayra del padre de este último: Thabit al-Bunani que dijo: Anas Ibn Malik, me dijo (en su lecho de muerte): "Este es uno de los cabellos del Mensajero de Al.lah, las bendiciones de Al.lah y la paz sean con él. Quiero que lo coloques debajo de mi lengua. " Thabit continuó: lo puse debajo de su lengua, y fue enterrado con él debajo de la lengua\".

Abu Bakr (Allah este complacido con el) dijo: "Vi a Jalid [ibn Walid] pidiendo un mechón del Profeta, que luego recibió. El solía usarlo sobre sus ojos y luego lo besaba.". Se sabe que él solía colocarlo en su qalansuwa (gorro sobre el cual se pone el turbante) y nunca se encontró sin el en batalla, excepto cuando la había ganado. Al Waqidi (Maghazi), Ibn Hayar (Isaba). Ibn Abi Zayd al-Qayrawani relatan que el Imam Malik dijo: "Jalid ibn al-Walid era dueño de una qalansiyya que contenía algunos de los cabellos del Profeta, y que es la que usó el día de la batalla de Yarmuk".


Ibn Sirin (uno de los tabi´in) dijo:" Un cabello del profeta que esta en mi posesión es más preciosa para mí que toda la plata y el oro que está en la tierra y todo lo que está dentro de ella." Bujari, Bayhaqi (Sunan kubra), y Ahmad.

En Sahih al-Bujari, Volumen 7, Libro 72, Número 784: `Uthman bin `Abd Allah ibn Mawhab dijo: "Mi pueblo me envió con un tazón de agua a Umm Salama. Isra'il introdujo tres dedos indicando el pequeño tamaño del contenedor en el que había un poco de pelo del Profeta. Uthman agregó: "Si cualquier persona que sufra de mal de ojo o de alguna otra enfermedad, le enviaría un cuenco (que contenga agua) de Umm Salama (y ella sumergiría el pelo del Profeta dentro para que luego dicha agua fuera bebida). Miré en el contenedor (que contenía el pelo del Profeta) y vi unos pocos pelos rojizos en él".

Hafiz Ibn Hayar en Fath al-Bari , Volumen 10, página 353, dice: "Ellos solían llamar a la botella de plata que contenía pelo del Profeta, jiljalan`Umdat al-Qari, Volumen 18, página 79: "Umm Salama tenía algunos de los pelos del Profeta en un frasco de plata. Cuando algunas personas se enfermaron, obtenían las bendiciones de estos cabellos y eran sanados por medio de sus bendiciones. Si una persona era golpeada por el mal de ojo o por cualquier enfermedad, enviaba a su esposa a Umm Salama con un mikhdaba o balde de agua, ella sumergía el cabello en el agua y después de beberla, el enfermo se curaba, después regresaban el cabello a la jiljal" y la botella estaba en la casa de Umm Salama." dijo Hafiz al-`Ayni.

Imam Ahmad (Allah tenga misericordia de el) narro en su Musnad (04:42) de Abd Allah ibn Zayd ibn `Abd Rabbih en una cadena solida (sahih) según lo declarado por Haythami in Majma` al-zawa'id (3:19) que el Profeta recortaba sus uñas y las distribuía entre la gente.

Tabarruk con el Profeta de sudor

Anas (Allah este complacido con el) dijo: "El Profeta se quedó con nosotros, y mientras dormía mi madre empezó a recoger su sudor en un frasco. El Profeta se despertó y dijo:. Oh Umm Sulaym, ¿qué está haciendo?, ella dijo: Su sudor es el que ponemos en nuestro perfume y es el mejor perfume." Muslim, Ahmad.

Cuando Anas estaba en su lecho de muerte pidió que parte de este frasco fuera utilizado para lavar su cuerpo antes de su funeral, lo cual fue hecho. Bujari.


Ibn Sirin también recibió algunos de frasco de Umm Sulaim. Ibn Sa `d.


Tabarruk con la saliva del Profeta y el agua de su ablución

Estos hadices son muy numerosos. ver Fath al-Bari 1989 ed. 10:255-256.

En Bujari y Muslim relatan: como los compañeros competían por obtener el remanente del agua de las abluciones del Profeta, con el fin de ponerla en sus rostros. Nawawi en Sharh Sahih Muslim, dijo: "Estas narraciones son una prueba de la búsqueda de bendiciones en las reliquias de los santos" (fihi al-tabarruk bi athar al-salihin).

El Profeta solía curar a los enfermos con su saliva mezclada con un poco de tierra con las palabras: ". Bismillah, el suelo de nuestra tierra con la saliva de algunos de nosotros sana a nuestros enfermos con el permiso de nuestro Señor" - Bujari y Muslim.

El profeta pedía a todos en Medina después en la Meca traer a su recién nacido, a quien le decía sobre y dentro de su boca que iba a hacer nafth y tifl (respiración mezclada con la saliva). Luego daba instrucciones a su madre para que no los amamantará ese día hasta el anochecer. Bujari, Abu Dawud, Ahmad, Bayhaqi (Dala\'il), Waqidi, etc.

Tenemos los nombres de más de 100 Ansar y Muhajirin que recibieron esta bendición especial, con isnads.


Tabarruk con la copa del Profeta

Hajjaj ibn Hassan (Allah este complacido con el)  dijo: "Estábamos en la casa de Anas y él trajo la copa del Profeta en una bolsa negra. Ordenó que se llenará de agua y bebimos de ella y luego vertimos un poco de ella en nuestras cabezas y caras; y enviamos bendiciones al Profeta. Ahmad, Ibn Kathir.`Asim, dijo:" Vi la taza y bebí de ella." Bujari.

Tabarruk con el minbar del Profeta

Ibn Umar solía tocar el asiento de minbar del Profeta y luego limpiaba su rostro en busca de bendición. al-Mughni 3:559; al-Shifa' 2:54; Ibn Sa`d, Tabaqat 1:13; Mawsu`at Fiqh `Abdullah ibn `Umar p. 52.

De Abu Hurayra, Jabir, Abu Imama, y Malik: El Profeta hizo una sunna el jurar la verdad en la parte superior de su minbar. Nisa'i, Ahmad, Abu Dawud, Ibn Maja, y otros. Bujari lo confirma. Ibn Hayar dice: y en La Meca, uno jura entre la esquina de Yemen y Maqam Ibrahim. (Fath al-Bari)


Tabarruk con el dinero que el Profeta dio de distancia

Jabir vendió un camello del Profeta y el segundo dio instrucciones a Bilal para añadir un qirat (1/12 dirham) al precio de venta acordado. Jabir dijo: "Además del Profeta nunca me dejes", y lo mantuvo con él después de eso. Bujari.


Tabarruk con el bastón del Profeta

Cuando `Abdullah ibn Anis regreso de una de las batallas y de haber matado a Jalid ibn Sufyan ibn Nabih, el Profeta le dio su bastón y le dijo: "Va a ser una señal entre ustedes y yo en el día de la Resurrección." A partir de entonces nunca se separó de él y fue enterrado con él cuando murió. Ahmad 3:496, 2:533 al-Waqidi.

Qadi `Iyad relata en su libro al-Shifa´, en el capítulo titulado "La estima de las cosas y los lugares relacionados con el Profeta," que después de Jihjah al-Ghifari tomó el bastón del Profeta de las manos de Uthman y trató de romperlo sobre su rodilla, la infección se apoderó de la rodilla, lo que llevó a su amputación, y murió antes de que finalizará el año.


Tabarruk con la camisa del Profeta

- Jabir (Allah este complacido con el)  dijo: "El Profeta vino después que `Abdullah ibn Ubay había sido colocado en su tumba, ordenó que fuera enterrado. Puso sus manos sobre las rodillas de Abdul, sopló (nafth) sobre él, mezclandolo con la saliva, y lo vistió con su camisa". Bujari y Muslim.


Tabarruk con la musalla del Profeta o su lugar de oración

`Utban Ibn Malik, fue uno de los compañeros en la batalla de Badr. Después de quedarse ciego, le dijo al profeta: "Me gustaría que usted rezara en mi casa para que yo pueda orar donde usted ha rezado." El Profeta fue a su casa y le preguntó dónde exactamente le gustaría que rezara. Indicó un lugar para él y el Profeta allí rezo. Bujari y Muslim. La versión de Muslim: Yo (`Utban) envié al Profeta el  siguiente mensaje:" ven a poner para mí un lugar de culto [Jutta li masjidan]". El Imam Nawawi en Sharh Sahih Muslim, dijo: "Esto significa:" Marcar para mí un lugar que pueda tomar como un lugar de culto por obtener la bendición porque usted haestado allí [mutabarrikan bi aathaarika] ... Este hadiz es una prueba para la obtención de bendiciones a través de las reliquias de los santos (al-tabarruk bi aathaar al-salihin)."

`Umar (Allah este complacido con el)  temía que se tomará el árbol de la bay´a al Profeta como un lugar de oración y que esto pudiera llevar a un retorno a la adoración de ídolos, por lo que lo había cortado. Bujari, Ibn Sa`d (1:73). Se sabe, sin embargo, que Ibn 'Umar buscaba bendiciones incluso de caminar en los mismos lugares donde Profeta había caminado y de rezar exactamente donde había rezado el profeta tanto en la Kaba como en sus viajes, y solía regar un árbol bajo el cual, el Profeta había rezado para que este no muriera. Bujari, Bayhaqi ( Sunan 5:245).

Tabarruk con la tumba del Profeta

Dawud ibn Salih dijo: "[El Califa] Marwan [ibn al-Hakam] un día vio a un hombre poniendo su cara en la parte superior de la tumba del Profeta. El dijo:." ¿Sabes lo que estás haciendo". Cuando estuvo cerca de él, se dio cuenta que era Abu Ayyub al-Ansari. Este último dijo:"Sí, he venido a ver al Profeta, no a una piedra." Ibn Hibban en su Sahih, Ahmad (5:422), Tabarani en su Mu`jam al-kabir (4:189) y en su Awsat según Hayzami en al-Zawa'id (5:245), al-Hakim en su Mustadrak (4:515) y al-Dhahabi dijo que era sahih . También es citado por al-Subki en Shifa' al-siqam (p. 126), Ibn Taymiyya en al-Muntaqa (2:261 f.), y Hayzami en al-Zawa'id (4:2).

Mu `adh ibn Jabal y Bilal (Allah este complacido con ellos) también llegaron a la tumba del Profeta y se sentaron a llorar, este último se frotó la cara contra ella. Ibn Maja 2:1320, Ahmad, Tabarani, Subki, Ibn `Asakir e Ibn Taymiyya.

Hafiz al-Dhahabi escribe en el compendio de sus shuyuh titulado Mu`jam al-shuyukh (1:73) en el capitulo dedicado a su Shaij Ahmad ibn `Abd al-Mun`im al-Qazwini (# 58): Ahmad ibn al-Mun`im relacionados con nosotros ... [con su cadena de transmisión] de Ibn 'Umar que a este último no le gustaba tocar la tumba del Profeta. Yo dije: A él no le gustaba porque le parecía una falta de respeto. Ahmad ibn Hanbal fue preguntado acerca de tocar la tumba del Profeta y besarla, el no veía nada de malo en ello. Su hijo Abd Allah relato de el, que le dijo:.. "¿Por qué los Compañeros no hacen esto?. Le respondió: "Porque le vieron con sus propios ojos cuando estaba vivo, disfrutaron de su presencia directa, le besaron la mano, casi luchaban entre sí por los restos del agua de sus abluciones, compartieron su pelo purificado en el día de la peregrinación mayor, e incluso si escupía prácticamente nada caía, salvo en la mano de alguien para que pudiera pasarla por sobre su rostro. Puesto que no hemos tenido la tremenda suerte de participar de esto, nos lanzamos en su tumba como una señal de compromiso, respeto, aceptación, y los besos. ¿No ves lo que Thabit al-Bunani hizo cuando besó la mano de Anas Ibn Malik, y la colocó sobre su rostro diciendo: "Esta es la mano que tocó la mano del Mensajero de Allah"? Los musulmanes no se mueven a estos asuntos, excepto por su excesivo amor por el Profeta, puesto que se les ordeno amar a Al.lah y al Profeta más que a sus propias vidas, sus hijos, todos los seres humanos, sus bienes, al Paraíso y a sus doncellas. Incluso hay algunos creyentes que aman a Abu Bakr y 'Umar más que a sí mismos ... ¿No ves que los compañeros, en el exceso de su amor por el Profeta, le preguntaron: "¿Nosotros no deberíamos postrarnos ante ti?" y él les respondió que no, y si se los hubiera permitido, ellos se habría postrado ante él como un signo de veneración y absoluto respeto, no como una signo de culto, al igual que los hermanos del Profeta Yusuf se postraron ante el. Asimismo, la postración de los musulmanes frente a la tumba del Profeta es con la intención de reverenciarlo. No se les imputa la incredulidad, por esto (la yukaffaru aslan), pero el esta siendo desobediente [a la respuesta del Profeta a los compañeros]: dejarlo por lo tanto, y que sea informado que no esta prohibido. Del mismo modo, en el caso de orar hacia la tumba. "

El hijo del Imam Ahmad, Abd Allah dijo: "Le pregunté a mi padre sobre el hombre que toca y besa el pomo de minbar del Profeta para obtener bendición, o toca la tumba del Profeta, el me respondió diciendo:" No hay nada malo en ello. `Abd Allah también preguntó al Imam Ahmad sobre el hombre que toca minbar el Profeta y lo besa en busca de bendiciones, y que hace lo mismo con la tumba, o algo por el estilo, con la intención que de ese modo acercarse mása Dios. Él respondió: "No hay nada malo en ello." Esto fue narrado por Abd Allah ibn Ahmad ibn Hanbal en su libro al-`Ilal fi ma`rifat al-rijal (2:492).

Ya hemos mencionado el relato auténtico que cuenta que en tiempos de 'Umar hubo una sequía en la que Bilal ibn Harith llegó a la tumba y dijo: "¡Oh Mensajero de Al.lah, pedimos a Al.lah que llueva en nombre de la Comunidad"

Ya hemos mencionado que `Aisha relato que por instrucciones de ella se abrió el techo sobre la tumba del Profeta en tiempos de sequía, y llovió.

`Umar (Allah este complacido con el) envió un mensaje a `Aisha  (Allah este complacido con ella) diciendo: "¿Me permite ser enterrado con mis dos compañeros (el Profeta y Abu Bakr)?" Ella dijo: "Sí, por Al.lah," a pesar que tenía por costumbre que si un hombre de entre los Compañeros se lo pedía, ella siempre se negaba. Bujari.

Tabarruk con la Juba (túnica o manto) del Profeta de Juba

Imam Muslim relato que 'Abd Allah, el esclavo liberado de Asma' la hija de Abu Bakr, el tío materno del hijo de 'Ata', dijo: "Asma" me envió a Abdullah ibn 'Umar diciendo: "Me ha llegado la noticia que me prohíben el uso de estas tres cosas: el traje a rayas, la silla de montar hecha de seda de color rojo, y el ayuno del mes de Rajab". Abdullah me dijo:" En cuanto a lo que usted dice sobre el ayuno en el mes de Rajab, ¿qué hay de aquel que observa el ayuno continuado? y sobre lo que usted dice sobre la prenda a rayas, oí a 'Umar ibn al-Khattab decir que él había oído del Mensajero de Al.lah: "El que lleva una prenda de seda, no tiene parte de él (en la otra vida)." Y me temo que las rayas eran parte de ella. Y en cuanto a la silla de montar de color rojo a la que se refiere, aquí esta la silla de montar de Abdullah que es de color rojo". Volví a Asma 'y le informe, por lo que ella dijo:" Aquí está el manto (Juba) del Mensajero de Al.lah", y me trajo aquel manto de tela persa con un dobladillo de brocado (de seda) , y las mangas bordeadas de brocado (de seda), y me dijo:" Este fue la capa del Mensajero de Allah que 'Aisha uso hasta que falleció, tras lo cual, tome posesión de ella. El Mensajero de Al.lah solía usarla y nosotros lavábamos a los enfermos para que pudieran buscar la cura en ella. " Muslim se refiere a esto, en el primer capítulo del libro de la ropa. Nawawi comento en Sharh Sahih Muslim (libro 37 Capítulo 2 # 10 ): "Este hadiz es una prueba que se recomienda para buscar las bendiciones a través de las reliquias de los justos y la ropa (wa fi hadha al-hadiz dalil `ala istihbab al-tabarruk bi aazaar al-salihin wa ziyabihim) ."

Tabarruk con los puntos y las personas que el Profeta había tocado

- Suwayd ibn Ghafalah informó: Vi a `Umar besar la Piedra y aferrarse a ella y decir:" He visto el amor que el Mensajero de Al.lah tenía hacia ti", Este hadiz ha sido narrado bajo la autoridad de Sufyan con la misma cadena de transmisores (y con estas palabras): "Él ('Umar) dijo:" Yo sé que eres una piedra, y no considero que tengas ningún valor, excepto que vi el gran amor que  Abu al-Qasim sentía por ti" y él no mencionó nada acerca de aferrarse a ella [Muslim: 7: 2916]..

Qadi `Iyad relata en su Shifa', en el capítulo titulado "La estima de las cosas y los lugares relacionados con el Profeta," que el Imam Malik no montaba un animal en Medina y solía decir: "Soy demasiado tímido ante Al.lah para pisotear con la pezuña de un animal la tierra donde está enterrado el Mensajero de Al.lah". El Imam Malik dio una fatwa para quién lo hiciera, diciendo "La tierra de Medina es mala" se le daran cien azotes e irá a prisión.

Al-Tabarani en al-Awsat y al-Kabir (4:16), y el Imam Ahmad en su Musnad al-Zawa'id (4:211) narrada a través de Handhalah Ibn Hudhaym que este último se fue con su abuelo, Hudhaym, a ver al Profeta. Hudhaym dijo al Mensajero de Al.lah: "tengo hijos y nietos, algunos de los cuales son púberes y otros aún niños". Señalando a los niños pequeños a su lado, dijo: "Este es el más joven". El Profeta acerco al pequeño que se llamaba Handhalah junto a él, limpio su cabeza, y le dijo: " barakallahu fik ", que significa:"Que Allah te bendiga". Después de eso, la gente empezó a traer Handhalah a una persona con la cara hinchada o a una oveja con la ubre hinchada. Handhalah ponía la mano sobre la parte de la cabeza que el Profeta había limpiado, a continuación, tocaba la parte inflamada y decia Bismillah , y la hinchazón se curar. (5:67-68), con una cadena de sólida según lo declarado por al-Hayzami.

Ibn Abi Shayba narró en su Musannaf (4:121), en el capítulo titulado: "Al tocar la tumba del Profeta" con una cadena sahih, a juzgar por Ibn Hajar al-`Asqalani y Qadi` Iyad en su libro al-Shifa', en el capítulo titulado: "En cuanto a la visita a la tumba del Profeta, la excelencia de quienes lo visitan y cómo deben ser recibidos": Yazid ibn `Abd al-Malik ibn Qusayt y al-`Utbi narraron que era la práctica de los compañeros en la mezquita del Profeta poner sus manos en el pomo de la barandilla (Rummana) del púlpito (minbar), donde el Profeta solía poner su mano. Allí dirigian sus rostro hacia la qibla y suplicaban (haciendo du`a) a Al.lah esperando que respondiera a sus súplicas porque estaban colocando sus manos donde el Profeta ponía las suyas cuando súplicaba. Abu Mawduda dijo: "Y vi a Yazid ibn `Abd al-Malik hacer lo mismo". Esta práctica de los Compañeros aclara dos cuestiones. La primera es la permisibilidad de pedir a Al.lah a través de las cosas del Profeta (tawassul) después de su muerte ya que por su acto los compañeros estaban verdaderamente haciendo tawassul. Del mismo modo que es permitido pedirle a Al.laha  través de otros musulmanes piadosos. La segunda es la permisibilidad de la búsqueda de bendiciones (baraka) de los objetos tocados por el Profeta.

El Tabi`i Thabit al-Bunani dijo que solía ir a Anas Ibn Malik, besarle las manos, y decir:". Estas son las manos que tocaron el Profeta". Besaba sus ojos y decía: "Estos son los ojos que vieron al Profeta". Abu Ya`lo narró en su Musnad (6:211) y Hajar Ibn lo menciona en su al-Matalib al-`aliya (4:111). Al Hayzami declaró solido en su Majma` al-zawa'id (9:325).

Según Bujari en su Adab al-Mufrad, `Abd al-Rahman ibn Razin relató que uno de los Compañeros, Salama ibn al-Aku`, alzó las manos ante un grupo de gente y dijo:"Con estas mismas manos yo prometí lealtad (bay`a) al Mensajero de Al.lah", al escuchar esto todos los que estaban presentes se levantaron y fueron a besarle la mano. Otra versión de este hadiz también se mencionada por Ahmad.

Abu Malik al-Ashja`i dijo que una vez le dijo a otro compañero del Árbol, Ibn Abi Awfa: Dame la mano con la cual juraste lealtad (bay`a) al Mensajero de Al.lah, la paz con él, que yo la besaré." Ibn al-Muqri lo relato.

Bujari en al-Adab al-mufrad también relato que Suhaib vio a Sayyidina `Ali besar tanto la mano y los pies del tío del Profeta al-`Abbas, y que Thabit besaba la mano de Anas, ya que había tocado la mano del Profeta.


Tabarruk con el suelo y la vegetación de Medina

Los méritos de Medina, de la oración en Madina, de visitar la mezquita al-Nabawi, de la vida en Medina, de no cortar los árboles, etc, todos ellos basados en el hecho de que el Profeta estuvo ahí. El hecho de que se trata de un santuario (haram) y una reserva (Hima) está bien documentada en numerosos hadices. Incluso se recomienda no entrar en Medina excepto a pie, y muchos compañeros, Tabi`in, y Tabi` al-Tabi`in nunca entraron si no fuera a pie, por el respeto a la santa presencia de el Profeta.

Narro Ali ibn Abu Talib (Allah este complacido con el) : El Profeta dijo: "la hierba fresca de Medina no se va a cortar, su juego no se perderá, y lo que se deje caer en ella se recogerá sólo por una persona que sea públicamente anunciada, y es no esta permitido a ningun hombre llevar armas en ella para la lucha, y no es recomendable que los árboles sean cortados, salvo lo que un hombre corta como forraje para su camello" [Abu Dawud, 10: 2030].

Narró Abu Huraira (Allah este complacido con el) : Cuando la gente vio los primeros frutos (de la temporada o de la plantación) los llevaron al Mensajero de Al.láh. Cuando los recibió les dijo: "Oh Al.lah, nos bendices con nuestras frutas, y nos bendices en nuestra ciudad, y nos bendiga en nuestra sa´s y nos bendiga en nuestra Mudd . (es decir, en todas las medidas). Oh Al.lah, Ibrahim fue tu siervo , tu amigo y tu apóstol, y yo soy tu siervo y apóstol de ti. Él (Ibrahim) te suplicó por (que llovieran bendiciones sobre) La Meca, y estoy rogando a ti por Medina, de la misma forma como el súplico por La Meca. Él entonces llamo a los hijos menores y le dio esos frutos. [Muslim, 7: 3170]

Debido a que el Profeta le pidió a Al.lah que bendiciera a la ciudad, sus frutos, y a sus medidas, entonces esta esta llena de bendiciones, por lo cual, las súplicas como la du`a' mustajab o la oración son respondidas. Por esto, es una práctica común entre los peregrinos comprar los dátiles de Medina, por las bendiciones que traen de vuelta a casa con ellos por compartirlos entre los que no podían hacer la peregrinación. Se dice que todavía siguen viviendo algunas de las palmeras que fueron plantadas por las santas manos del Más Noble Mensajero, las bendiciones y la paz sea con él. Wallahu a`lam.

Tabarruk con su santas manos y pies

El primer hadiz del Imam Ahmad relatado de Anas Ibn Malik en su Musnad, Anas dice: "Toda la comunidad de la gente de Medina solía tomar la mano del Profeta y se apresuran a obtener sus necesidades con él."

Narró 'Aisha la Madre de los creyentes (Allah este complacido con ella): "El Mensajero de Al.lah, que Al.lah le bendiga y le conceda paz, cuando se sentía enfermo, recitaba las tres últimas suras del Corán, el mismo de golpe." Ella dijo: "Cuando el dolor era grande, yo las recitaba sobre él y lo limpiaba con su mano derecha con la esperanza de su bendición."

Usama ibn Sharik (Allah este complacido con ella) narro: "Fui a ver al Profeta, mientras que sus compañeros estaban con él, y parecía tan inmóviles como si los pájaros se hubieran posado en la parte superior de sus cabeza., les di mi salam y nos sentamos [A continuación, vinieron beduinos que hicieron preguntas que el Profeta respondió.] ... El Profeta se puso de pie y la gente también se puso de pie y Empezaron a besarle la mano, con lo cual me tomó la mano y la colocó sobre mi cara. Me pareció más fragante que el almizcle y más fría que el agua dulce". Narrado por Abu Dawud (#3855), Ti(2038 -- hasan sahih), Ibn Majah (3436), al-Hakim (4:399), y Ahmad (4:278). al-Hafiz Imam Bayhaqi lo cita en el capitulo 15 de su Shu`ab al-iman, titulado: Las Quince Ramas de la Fe, a saber, un capítulo de la representación del honor del Profeta, declaración de su alto rango, y de como reverenciarlo.(al-khamis `ashar min shu`ab al-iman wa huwa babun fi ta`zim al-nabi sallallahu `alayhi wa sallama wa ijlalihi wa tawqirih) Vol. 2 p. 200 (#1528).

Narrado por `Abd Allah ibn 'Umar (Allah este complacido con el): Ibn' Umar fue enviado con un destacamento por el Apóstol de Al.lah. La gente dio media vuelta en bandada. Él dijo: Yo fui uno de los que giró en huida. Cuando nos detuvimos, dijimos: ¿Qué debemos hacer? Hemos de huir del campo de batalla y merecen la ira de Al.lah. Entonces dijimos: Vamos a entrar en Medina, estaremos allí, y nos iremos de allí sin que nadie nos vea. Así que entramos en la ciudad y pensé: Si nos presentamos ante el Apóstol de Al.lah, y si hay un cambio de arrepentimento para nosotros, nos debemos quedar; pero si hay algo más, nos deberemos ir. Así que nos sentamos (en espera) del Apóstol de Al,lah antes de la oración del alba. Cuando salió, nos pusimos de pie y dijimos: Nosotros somos los únicos que hemos huido. Se volvió hacia nosotros y nos dijo: No, ustedes son los que vuelven a pelear después de rodar lejos. Luego de esto, nos acercamos y le besamos la mano, y él dijo: Yo soy el cuerpo principal de los musulmanes. (Abu Dawud, Book 14 [Jihad], Number 2641.). Este hadiz también se encuentra en al-Abhari, en el libro de al-hafiz Ibn Muqri levantarse y besar la mano por respeto, en el Adab al-Mufrad de Imam Bujari (Capítulo de besar la mano y en el capítulo sobre el beso el pie), en Ibn Maja (Adab), en Bayhaqi de Dala\'il un nubuwwa- , y en el Musnad de Ahmad ibn Hanbal.

Ibn Umar (Allah este complacido con el) relato esta historia y dijo: "Ellos se acercaron al Profeta y besaron su mano". También es relatado por Ibn Maja en su Sunan, Libro del Adab, el capítulo sobre el beso de un hombre en la mano de otro hombre, en la sunna de Abu Dawud, el Libro de Adab , el capítulo sobre el beso la mano, y en el Musannaf de Ibn Abi Shayba a través de dos cadenas diferentes .

Umm Aban, la hija de al-Wazi` ibn Zari` narró que su abuelo Zari` al-`Abdi, quien fue miembro de la delegación de `Abd al-Qays,, dijo:" Cuando llegamos a Medina, primero nos apresuramos a desmontar y besar la mano y el pie del Apóstol de Al.lah ... (al final del hadiz) "[Abu Dawud, 41: 5206.] Bujari relata de ella un hadiz similar en su Adab al-Mufrad : Caminábamos y alguien dijo: "No es el Mensajero de Al.lah", así que ellos tomaron sus manos y sus pies y los besaron.

Burayda narró que uno de los árabes beduinos que llegaron al Profeta, la paz sea con él, le preguntaron: "Oh Mensajero de Al.lah, dame permiso para besarte la cabeza y las manos", y le fue otorgado. En otra versión, le pidió permiso para besar su cabeza y los pies. Narrado por Ghazali en su Ihya' y la versión que menciona a los pies es narrada por Hakim en su Mustadrak y por Ibn Muqri. Tanto al-Hakim y al-`iraquí declaró la cadena de éste hadiz como auténtica.

De Safwan ibn `Asal al-Muradi (Allah este complacido con el):" Uno de los dos Judios dijo a su compañero: Llévanos a este profeta para que podamos pedirle unos de los diez signos de Musa ... [el Profeta les respondió en totalidad a sus preguntas y luego] ellos le besaron sus manos y pies y le dijeron: somos testigos de que usted es un profeta ... " Narrado por Ibn Abi Shayba (Libro de Adab, el capítulo titulado Un hombre que besa la mano de otro hombre cuando le da la bienvenida), Tirmizi (Libro de Adab), quien declaró que hasan sahih, al-Nasai, Ibn Maja (Libro de Adab), y al-Hakim, que lo declaró Sahih.

Cuando estábamos con el Mensajero de Al.lah en una expedición, un beduino vino y pidió un milagro. El Noble Mensajero sallallahu alayhi wa sallam señaló en un árbol y dijo a los beduinos: ". Dile a ese árbol que el Mensajero de Al.lah te llama" El árbol se tambaleó y se movió llegando a la presencia del Santo Mensajero sallallahu alayhi wa salam, y le dijo, "La paz sea contigo Oh Mensajero de Al.lah!" El beduino dijo: "Ahora vamos a devolverlo a su lugar!" Cuando el Mensajero de Al.lah ordenó, el árbol que volviera a su lugar. El beduino dijo: "Me postro ante ti!" El mensajero le respondió: "Nadie puede hacer eso [es decir, es haram]." El beduino dijo: "Entonces voy a besarte las manos y los pies." y él Profeta se lo permitió [es decir, es jaa'iz]. Ref: al-QaaDee IyaaD, ash-Shifaa', 1:299; al-Bazzaar, Musnad, 3:49.

Tabarruk de su bendita piel

Narro Usayd ibn Hudayr: AbdurRahman ibn Abu Layla, citando a Usayd ibn Hudayr, un hombre de los Ansar, dijo que mientras estaba haciendo bromas y estaba hablando con la gente y haciéndola reír, el Profeta le dio un golpecito en las costillas con un palo . Él dijo: Déjame sacar revancha. Él dijo: Toma venganza. Él dijo: Usted está usando una camisa, pero yo no. El Profeta entonces se levantó la camisa y el hombre lo abrazó y comenzó a besar a su lado. Luego dijo: Esto es lo que yo quería, el Apóstol de Al.lah! (Abu Dawud, Libro 41, Número: 5205.)

Ibn 'Abd al-Barr relato en su Isti`ab fi Ma`rifat al-as-hab (p. 673), que el Profeta, después de que prohibió dos o tres veces el uso de khaluq (una especie de perfume mezclado con azafrán ),  supo que Sawad ibn `Amr al-Qari al-Ansari lo llevaba puesto, le dio un codazo en la sección media, con un tallo de palmera (Jarida) y lo rascó con él. Este último pidió la reparación, cuando el Profeta descubrió su propio vientre, él saltó y le besó el vientre al Profeta.

La versión de Ibn Ishaq en el Sira menciona que Sawad estaba de pie en las filas de los Compañeros de Badr en el momento de este incidente. El Profeta estaba organización las filas con su vara (miqra`a) y le dio un codazo en el vientre a Sawad con ella, rascando con ella sin darse cuenta, diciendo: "alineate con los otros". Sawad dijo: " Ya RasulAllah , me ha hecho daño, por lo que le pido una reparación." El Profeta le dio la vara y dijo: ". Tomaré aire". Sawad se le acercó y besó su vientre. El Profeta dijo: "¿Qué te hizo hacer eso, oh Sawad?" Él respondió: " Y RasulAllah , ha llegado el momento de lo que veas, y me hace feliz que mi última acción en este Dunya sea haberte tocado. "

Narro Buhaysah al-Fazariyyah: Mi padre pidió permiso al Profeta. Luego se cerco de él, le levantó la camisa y comenzó a besarlo y abrazarlo por amor a él ... (Abu Dawud, Libro 9, N º 1665.)

Tabarruk con los lugares que el Profeta visitó

Narró Abu Burda: Cuando llegué a Medina. Conocí a Abdullah bin Salam. Él me dijo: \"¿Quieres venir a mí para que yo pueda servirte Sawiq (es decir, la cebada en polvo) y las datiles, y te permiten entrar en una casa (bendita) en la que el profeta entró?" ... (Bujari, Volumen 5, Libro 58 , Número 159)

Las sandalias del Profeta

Bujari y Tirmizi narraron de Qatada: "Le pregunté a Anas que me describiera las sandalias del Mensajero de Al.lah y él respondió: Cada sandalia contaba con dos tiras", y de `Isa ibn Tahman:" Anas sacó un par de sandalias y nos las mostró. No habia pelo en ellas. " (El comentario se refiere a la práctica árabe de no eliminar el vello de la piel con la cual eran hechas las sandalias). Bujari, Malik y Abu Dawud relatan que `Ubayd ibn Jarih dijo de `Abd Allah ibn' Umar:" Vi el desgaste del brocado de las sandalias". Él respondió: "Vi al Profeta con sandalias sin pelo en ellas y realizando la ablución con ellas, por lo que gusta usarlas."

Al Qastallani en su Mawahib al-laduniyy dijo que Ibn Mas `ud fue uno de los siervos del Profeta y que solía llevar al Profeta su cojín (wisada) , sus cepillo de dientes (siwak) , sus dos sandalias (na`layn) , y el agua para sus abluciones. Cuando el Profeta se levantaba el se le ponía las sandalias, cuando estaba sentado, el llevaba sus sandalias en sus brazos hasta que se levantará.

Reliquias del Mensajero de Al.lah Reliquias del Mensajero de Al.lah Reviewed by Yerko Isasmendi on 1:50:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.